Aparte de su precio, que en general es asequible y comparativamente inferior al de otros tipos de grabadoras, la cámara de vigilancia wifi se elige según criterios importantes. Hay que saber que el tamaño de la lente es proporcional al campo de visión de la cámara. Opte por una cámara de vigilancia inalámbrica que ofrece imágenes nítidas y de buena calidad. Es posible identificar a una persona por el sonido de su voz. Una cámara con una muy buena calidad de audio es entonces preferible. Dependiendo del uso, compruebe si su cámara puede soportar los caprichos del tiempo y mantener su rendimiento. El dispositivo debe ser fácil de instalar y no debe tener desconexiones frecuentes. También comprueba su capacidad para grabar imágenes, video y sonido día y noche. Presta atención a la funcionalidad de la cámara de vigilancia inalámbrica. Tómese el tiempo para comprobar si contiene o no la función de reconocimiento facial o de detección de movimiento. Algunas cámaras pueden enviarle mensajes o notificaciones en caso de intrusión, así que asegúrese de comprobar su función de “sirena” o “conferencia”, que le permite hablar utilizando un micrófono y un altavoz incorporados. Si desea desplazar la vista de la cámara de vigilancia inalámbrica a un lugar específico, la unidad debe estar equipada con una función de movimiento horizontal y vertical. El diseño de la cámara debe mezclarse con el paisaje para que el equipo no sea fácilmente visible. Por último, si la cámara de vigilancia inalámbrica va a funcionar continuamente, asegúrese de que sea económica en términos de consumo de energía.