El agua de su piscina deberá ser revisada y tratada regularmente para asegurar que el pH y los niveles de cloro son correctos. Le recordamos que un buen equilibrio entre el pH y los niveles de cloro está ahí para garantizar la limpieza del agua y la seguridad de los nadadores. El invierno debería convertirse en un hábito cada año, para proteger el agua de la piscina y sus equipos. Cubra su piscina con una cubierta cada invierno, asegurándose de que sea perfectamente estanca. Compruebe el estado del agua con regularidad durante este período. En el caso de las piscinas hinchables, recomendamos que las desmonte y las coloque simplemente en un lugar fresco para protegerlas del frío, y que vacíe la piscina cada tres años para tener un buen comienzo. La piscina debe ser vaciada completamente y luego rellenada con agua nueva y tratada con cloro.