Como alternativa al cuero, el PVC tiene una gran elasticidad. Su bajo precio y la gran variedad de modelos son cada vez más atractivos. De color, con aspecto de cocodrilo, liso, tapizado, … hay algo para todos. Antes de ser comercializados, los sofás son sometidos a toda una batería de pruebas. Como en muchos productos, la marca CE es obligatoria. Hay una serie de etiquetas que complementan esta legislación. Como una garantía adicional de calidad, la marca de amebladura NF es otorgada por un jurado de profesionales que han probado los sofás en condiciones reales. Los sofás con el sello NF Reference están garantizados por 3 años, los marcados NF Requirement y NF Prestige, 5 años.