La leche materna proporciona a su bebé una inmunidad sin igual frente a las bacterias y los virus. Al amamantar, le pasas tus propios anticuerpos al niño. Esto hace que el revestimiento del intestino del bebé sea impermeable a los agentes infecciosos. Los bebés amamantados tienen diez veces menos probabilidades de ser hospitalizados durante el primer año que los alimentados con biberón. La lactancia materna también proporciona una protección significativa contra las infecciones de oído, la rinofaringitis, la angina y la laringitis, sin mencionar la bronquiolitis. A largo plazo, reduce el riesgo de cáncer y diabetes infantiles. Por todas estas razones, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un período de lactancia de dos años. La leche materna tiene componentes nutricionales esenciales, ningún suplemento artificial puede copiar los nutrientes contenidos en la leche materna ni los beneficios que ésta proporciona. Su leche es una combinación única de grasa, azúcar, minerales, proteínas, vitaminas y enzimas que promueve el crecimiento óptimo del cerebro y el cuerpo del bebé. Por ello, la lactancia materna es suficiente, al menos durante el primer año: la lactancia materna reduce el riesgo de obesidad en los niños, el carácter “anti-obesidad” de la leche materna es un hecho probado. Según estudios británicos, la lactancia materna durante al menos seis meses reduce el riesgo de sobrepeso en más de un 30% y el riesgo de verdadera obesidad en más de un 40%. Porque las grasas de la leche inhiben la multiplicación de las células durante los primeros años de vida. Además, un bebé amamantado regula su apetito por sí mismo, a diferencia de un bebé alimentado con biberón, y cuanto más tiempo se amamante, menor será el riesgo de alergias en los niños. Según un estudio finlandés, sólo el 8% de las adolescentes que amamantaron durante más de seis meses sufrieron de alergias, en comparación con el 23% de las que amamantaron entre 1 y 6 meses y el 54% de las que no fueron amamantadas o sólo lo fueron durante menos de un mes.